23 abr. 2017

Ser o no ser

Cuando llega un momento en la vida, donde te empiezas a plantear cosas, pues es ahora cuando tienes mas tiempo de pensar sobretodo en mis paseos matutinos por el Paseo Marítimo.
Una vez que este paisaje se te clava en tus sentidos, respiras ese aire del mar, observas a las personas que mas o menos diariamente forman parte del entorno, escuchas esas noticias que a veces te llevan hacia otros mundos es cuando empiezo a pensar en mi pasado y valoro lo que hice pero mucho mas siento lo que soy hoy, no sabia ni apreciaba en realidad el momento que estoy viviendo, aunque el día a día hay que vivirlo con sus pequeñas historias y devaneos, propios de cualquier persona.
No quisiera hacer un soliloquio de mi estado de ánimo, sino de un estudio del título en cuestión, que es el ser o no ser de una persona.
Siempre me lo he preguntado, hubo una vez un padre de un alumno que le decía a su hijo que la vida era como un tren, pero sino eres capaz de subirte en ese tren siempre estarás en la misma estación, el tren a veces pasaba muy ligero para mucha gente y se quedaban en la estación esperando a que llegase otro.
Otra vez una persona tenía pánico a los exámenes orales, eran unas oposiciones, se estaba jugando su futuro, pensó en darse una vuelta sin presentarse a las mismas, pero había una fuerza mayor sus hijos, en su pensamiento vio que estaba su futuro ahí se presentó a ellas y aprobó.
En tu juventud te rodeas de personas, lo pasas de película con ellos, en las fiestas, en el colegio, en la universidad, pero tienes que seleccionar de esa selección se irá dibujando tu personalidad. tus aficciones e incluso tu llegar a ser alguien, es muy dificil el saber elegir la idoneidad de los amigos, he tenido, tuve y tengo pocos amigos pero forman parte de mi ser y de mi personalidad.
Respecto a los consejos de los mayores siempre los he oido y respetado, otra cosa es que los haya llevado a cabo, pero me doy cuenta que tambien tuvieron mucha razón.
El trabajo ha sido el lema de mi vida ya que desde niño ayudaba a mi madre, donde me empecé a forjar mi personalidad, a distinguir y conocer muchas, como el levantarse diariamente haga frío o calor, saber que nadie regala a nadie nada, todo se hace con trabajo, además con la sonrisa en la cara, mi madre me enseñó a querer el trabajo y a amarlo, por eso cuando me hice maestro todas mis directrices eran buscar, querer y amar mi profesión, considerar tu profesión como un jobi.
Para terminar uno cae en una familia, he dicho cae porque es así, pero con el tiempo tu haces tu propia familia depende de esa elección primaria es el toque definitivo para la felicidad completa y la cuestión del ser o no ser está en tu pareja y en tus hijos.
Como habréis notado he tocado todos los pilares de la vida, el trabajo, la lucha por la consecución de un empleo, las amistades, los consejos y la familia.
El ser o no ser



No hay comentarios: